Miley never goes out

Este es un video grabado con un cámara de fotos grabando a Miley Cyrus cantar “There’s A Light That Never Goes Out” de The Smiths en el Odyssey Arena de Belfast, Irlanda, mientras graba al público con su celular.

Antes que te ofendas (porque yo no, al menos), recuerda que ella JUNTO a los Flaming Lips hicieron un cover de “Lucy In The Sky With Diamonds” de ya sabes quiénes, en los premios Billboard de hace unos días.

Pero aquí te quiero ver: un cover de “It Ain’t Me, Babe” de Bob Dylan.

¿Soy yo o NO ESTÁN TAN MAL sus versiones?

Así sería el line-up:

También se presenta: la banda que viniste a ver” XD

Ya sabemos como funciona esto. Hemos sido una plaza dejada de lado por tanto tiempo que ahora cualquier escaramuza en walls de FB o updates de Eventful ya son consideradas “señales” de lo que se vendría a Lima en los próximos días, semanas, meses, cuando sea pero que vengan ya. Lo cierto es que hay gente que se la cree toda, aún sabiendo que el hecho de salir en la web oficial no garantiza nada. Eso nos da pie a que hayamos definido toda una línea de sucesión de hechos que hilvanados, en perfecta conjunción, definen los días previos al concierto de cualquiera sea la banda que aterrice en el Jorge Chávez.

Va como sigue:

    • La edición online de un periódico local, con el solo afán de generar más tráfico a su portal, lanza la noticia que tal empresario anuncia que tal grupo “tocaría en Lima” como parte de su gira sudamericana.
    • Tweet de rigor: “XXXXX EN LIMA CSM!”. Sí, con mayúsculas. Esto seguido de emoticon de incredulidad (*_*), asombro (o.O / >_<) o saludo metal (\m/), el que más se adecue a la personalidad del tuitero.
    • La edición online de otro periódico local (o en el mejor de los casos un portal de espectáculos o de una radio) publica 10 minutos después las declaraciones del empresario sindicado negando el trato, y aduciendo que apenas se encuentran en la etapa de "conversaciones".
    • Tweets de puteo al medio que ilusionó en vano.
    • Finalmente, y tras días sin hacer eco del anuncio, se anuncia a XXXXX. Repentinamente, todos escuchan a XXXXX. Desde chiquitos.
    • Todos son melómanos según su "bio" de Twitter.
    • Se hacen fan de la banda en FB.
    • “X asistirá a XXXXX en Lima”.
    • "Esta canción [link de youtube] es buenaaaaza" – emoticón – hashtag #bandaenlima
    • Aparecen los primeros RT's al tuit anterior, siempre anticipado por el obligado #SABE
    • Empieza el spam por FB: "Queremos que xxxxx telonee a XXXXX".
    • Salen los primeros detractores: "Si no viene fulano-de-tal con el grupo no es XXXXX". RT's a discreción.
    • Imágenes de las colas para comprar las entradas en Twitpic y Plixi.
    • “Vendo entradas más baratas, pls RT”
    • Por supuesto, la productora encargada del evento bombardeará tu mail con la cuenta regresiva al show (so pretexto de que se acaba el descuento con la tarjeta de crédito): "Falta un mes"; "Faltan 15 días"; "Falta 1 semana"; "Faltan 5 días"; "4"; "3"; "2"; "Mañana"; "Hoy"; "Ahorita no más"; "¿Qué haces ahí tuiteando en tu jato?, todavía sobran entradas".
    • Imágenes de las colas para entrar al recinto en Twitpic y Plixi.
    • “¡Entré!” – http://4sq.com/attentionwhore
    • Imágenes del escenario vacío en Twitpic y Plixi.
    • Minutos después, un inefable "Comenzó" da pie a las reseñas de menos de 140 caracteres.
    • Imágenes de XXXXX sobre el escenario en Twitpic y Plixi. No se distingue a ninguno los integrantes. Ninguno.
    • Primeras quejas en vivo y en directo: “Pucha, XXXXXX ya no toca ni ‘a’ y ni ‘b’, y ENCIMA hacen una versión acústica de ‘c'”
    • Acabó el concierto. Rutilantes como gastados titulares en las principales webs de noticias locales: “XXXXX hizo VIBRAR a San Marcos/la Explanada del Monumental/La Noche/Juanito.”
  • Me divertí con Axl

    26 marzo 2010

    Sí. Jodidamente. Aquí por qué:

    – Díganle gordo, que no canta, que no salta, que no tiene voz, que es un soberbio, que es un don nadie, un engreído, pero Axl knows his shit. El concierto de hoy (porque Axl salió ya cuando era 26) fue un repaso a esa época en que se vibró, hay que decirlo, con las canciones de uno de los mejores discos debut de todos los tiempos. Y también el adentrarse a la “nueva etapa”. Que una sale mejor parada que la otra, no queda duda; pero sin esta última, ni siquiera se hubieran acercado a nuestras costas.

    – Deberíamos hacer con las canciones del Appetitte For Destruction tal como se hace con las camisetas de los jugadores legendarios: retirarlas. Que no se toquen ya nunca más, porque su momento de gloria por fin ha quedado impregnada en la inmortalidad de nuestros recuerdos. Matemos ya los ochentas. Abramos paso a lo (bueno y) nuevo por venir.

    Chinese Democracy no es lo mejor de Axl (o bueno, de los GN’R). Es un disco regularón, cuando mucho. Es un disco del 2009 no de 1987, lo cual para muchos no parece algo demasiado obvio. Pero en vivo funcionó, tanto como lo hicieron los clásicos. Y salieron así porque sus músicos fueron ejecutantes de nivel. No veo por dónde alguien puede haberlos tildado de mediocres o mucho menos. Si fuiste para ver a Slash o pero aún a Izzy, dude, te gusta botar la plata. No me la peles.

    – El arranque, léase, lo que escuchamos luego del botellazo fue espectacular. Es más, la propia anécdota del “If you keep throwing shit…” fue hilarante. Fue tan berraco como 1989, come on!!

    – “Welcome To The Jungle”, “You Could Be Mine”, ” Sweet Child O’mine”, “Paradise City”, salieron impecables. Es más, en algunos casos, casi un calco, y quizás por eso, con menos feeling, pero ni eso le quita la emoción sentida. Dude, no puede ser que no te haya gustado “It’s So Easy”, “Mr. Brownstone” y “Nightrain”, y sino, fuiste porque te obligaron. No hay de otra. (Disclaimer: Nunca me gustó del todo “Knocking On Heaven’s Door”, porque nunca me gustó la original de Dylan, porque nunca me gustó del todo Dylan. Pero ayer la disfruté, con Axl jugando con la gente, y llegando una nota más arriba de la que muchos esperábamos. Un highlight de la madrugada de hoy)

    – Dicho lo dicho, qué público de mierda es el peruano. ¿A qué van? A renegar, a gritar estupideces (y tú y yo sabemos que no hay peor estupideces que las espetadas por un energúmeno ebrio), pedir a Slash, a hijodeputearlo y demás, ya pues, quédate en tu jato mejor, y no jodas a los que sí quieren divertirse. Off with your head.